Con el inevitable arribo de las nuevas tecnologías al mundo de la industria de la comunicación gráfica resulta apenas obvio que los empresarios busquen nuevos modelos de negocio y nuevas áreas de inversión, de acuerdo con el experto en materia de impresión a través de la Flexografía, José Gabriel Acuña, para quien este tipo de tecnología está ligada a uno de los sectores que más está creciendo dentro de todo el espectro de negocios con gran posibilidad de éxito: los empaques.

No obstante a que existen numerosos sistemas de impresión para trabajar en el sector tales como roto grabado, litografía, impresión digital e incluso offset, quizá el sistema que mayores ventajas ofrece gracias a su versatilidad y menores costos de producción es el de la Flexografía, debido a su probado desempeño y la capacidad de convivir con el resto de sistemas.

Concebida para adelantar tantos tirajes como se requiera, y un precio mucho menor que el de impresión digital dirigida a un mercado especializado y de bajo volumen, la Flexografía puede ser llevada a la practica en un mercado intermedio propio de países como Colombia, en los que la elaboración de la placa de plástico desde la cual se imprime resulta mucho más económica y con una claridad en su definición garantizada a partir de los altísimos estándares que ofrece la posibilidad de diseñarla en forma digital.

Con una definición igual o incluso mejor a la que podría ofrecer el Offset gracias al avance de la tecnología, la Flexografía registra importantes avances incluso en lo que tiene que ver con la impresión de productos usualmente asociados a otro tipo de procedimientos como algunos tipos de periódicos que han decidido hacer el cambio basados en razones de calidad y precio, sumado a una menor complejidad a la hora de operar una maquinaria que en términos generales es más delicada y costosa.

“Si bien es cierto que las planchas de Offset son mucho más baratas que las de Flexografía, los costos terminan ajustándose en el rodaje debido a que al evaluar el precio total de la producción, el valor de la plancha termina siendo de apenas del 1%”, explica el experto, haciendo énfasis en la diferencia abismal de precios que existe entre una y otra técnica de impresión, sumado a la innegable necesidad de la Industria en tener que comenzar a trabajar de la mano con Internet.

 El papel seguirá existiendo y continuara siendo parte de nuestras vidas, pero también es una realidad el hecho de que con el actual ritmo de crecimiento de la población, la industria alimenticia demandará un número proporcionalmente creciente de empaques capaz de abastecer esa demanda en su debida forma.

De hecho se tiene previsto que dentro de su campo de acción, en el que se incluyen también las etiquetas, la del empaque será uno de los sectores que más crecerá comparativamente a índices como los que todavía registran por ejemplo periódicos y revistas.

Resulta un hecho que las oportunidades para la Industria gráfica seguirán existiendo, corresponde a los empresarios saber cómo y con qué herramientas comenzar a considerar nuevos rumbos para distinguirse de la competencia.

Tomado del Especial de Andigrafíca Julio de 2013

 

ZT Twitter

Diciembre 7 (3 months ago)
RT @CadenaDePapel: “La industria papelera le ha apostado en los últimos años a la sotenibilidad, el uso eficiente de recursos y la generaci…
Diciembre 7 (3 months ago)
@IsaacArangoSaad muy buenas tardes Maestro Isaac, me gustaria que usted me validara una obra suya, que no sea una f… https://t.co/YZr0T7mo0i